Trabajadores y jubilados se manifestaron frente a la sede del ISSyS y SEROS
En la mañana de ayer, trabajadores y representantes de distintos sindicatos, junto con un grupo de jubilados de Esquel, realizaron una manifestación frente a la sede local del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS – SEROS) en reclamo por la “situación grave” que está atravesando la Obra Social y la caja de Jubilaciones de la provincia.
Tal como habían adelantado a mediados del mes pasado, los representantes de los jubilados, al igual que los trabajadores nucleados en el Frente Gremial Estatal integrado por SITRAVICH, ATECh, ATE, Unión Ferroviaria, CTA y SOEME en Esquel, reclamaron que se regularice la situación de la obra social y la caja de jubilaciones.
La movilización también fue acompañada de un petitorio hacia las autoridades provinciales y del Instituto, en la que se solicita se regularice la situación de la mencionada institución. Al mismo tiempo, los manifestantes presentaron una nota con similar contenido dirigida a los legisladores provinciales.
Mariela Llanquinao, vocal suplente de los Activos de SEROS, hizo uso de la palabra y manifestó que la situación del ISSyS y la Obra Social es “grave”, remarcando que, desde el mes de mayo de 2014 a la fecha, la deuda por los aportes patronales asciende a 140 millones de pesos.
Además de la mencionada deuda por aportes patronales, Llanquinao recordó que existe una “deuda histórica, que viene de hace décadas”, y destacó que la misma “no es de este gobierno, sino de los gobiernos de turno que han estado usando nuestros aportes, nuestro dinero”.
Una cuestión financiera y cultural
Por su parte, Rosa Contreras, en representación de los jubilados provinciales, expresó su preocupación por dos cuestiones, a las que definió como “la cuestión financiera del Instituto y la cuestión cultural”.
Con respecto a la primera cuestión, Contreras indicó que ayer -6 de abril-, venció el plazo para el pago, en las cuentas del Instituto, de aportes patronales, retención a los trabajadores activos, pago del déficit policial y el pago de la ley I-355 de Zona, aportes que, según denuncian, no habían ingresado aun.
“Hoy no están esos aportes en las cuentas del Instituto, no sabemos qué hace el tribunal de cuentas que no controla, no sabemos qué hace el Ministerio Público Fiscal porque sabe que hay violaciones a la Ley y no sabemos qué hacen porque sí conocen la situación”, expresó.
Por otro lado, en cuanto a la cuestión Cultural, la representante de los jubilados recordó que la Constitución Provincial expresa que el ISSyS es “Autárquico”, por lo que se administra con los representantes de los trabajadores. “Históricamente, desde su fundación, lo de la autarquía fue ignorado por las autoridades”, remarcó.
En este sentido, aseguró que el ISSyS tiene “caja propia” y el estado “debe cumplir sus obligaciones como empleador”. “Hasta el último día que tengamos los jubilados pelearemos para modificar esta cuestión cultural y pedir que nos reintegren todos los fondos del instituto”, concluyó Contreras.
Trabajadores de “La Trochita” no fueron autorizados a participar de la manifestación
Los trabajadores del Viejo Expreso Patagónico “La Trochita”, afiliados al Gremio Unión Ferroviaria, tenían programado participar de la manifestación que realizó el Frente de Gremios Estatales en la sede del ISSyS, pero no pudieron hacerlo debido a que no fueron autorizados por la gerencia.
Bruno Pelaez, delegado de los trabajadores del ferrocarril en Esquel, se hizo presente en el lugar y señaló que la ausencia del resto de sus compañeros se debió a la “falta de compromiso de la patronal de nuestro sector que no dejó salir al personal a movilizarse en un reclamo que consideramos es justo”.
Asimismo, se mostró molesto por esta decisión de la gerencia del Viejo Expreso Patagónico y remarcó que desde el gremio Unión Ferroviaria están trabajando de manera conjunta con la patronal, por lo que dicha determinación “cayó muy mal” en los trabajadores que consideran que “están peleando por sus derechos, más allá del sector sindical”.