Tras las elecciones, YPF subió las naftas un 4,5%
Luego de las elecciones nacionales, los combustibles sufrieron un nuevo aumento, el más alto del año. YPF subió un 4.5 por ciento todos los productos y en todo el país.
La decisión fue consensuada entre el Gobierno y todas las petroleras que participan del mercado de manera de compensar la escalada inflacionaria tras tres meses sin aumentos, una medida que tenía como objetivo no alterar los ánimos de los automovilistas durante el clima preelectoral.
Igual que en ocasiones similares, el resto de las petroleras ( Shell, Axion, Petrobras y Oil) continuarán los pasos de YPF, que lidera el mercado con un 55% de la oferta.
El presidente de la Cámara de Expendedores de Neuquén y Río Negro, Marcelo Pirri, confirmó el aumento y explicó que la suba se tradujo a los surtidores desde la madrugada. “Es un aumento directo de YPF que se traduce automáticamente a los surtidores”, señaló.
Consultado por el impacto de la suba en la reciente decisión de bajar el precio de los combustibles en la Patagonia, Pirri afirmó que desde la cámara “estamos esperando que se promulgue la ley”. También consideró que la baja sancionada por el congreso “es una diferencia impositiva” y que el aumento “no influirá en la futura baja”.
Pirri además señaló que el aumento fue de 4,5% en las naftas y del 3,52% para el gasoil.
Este incremento, el más fuerte desde noviembre de 2013, es el octavo en lo que va del año. Después de una rebaja del 5 por ciento en enero, los combustibles subieron todos los meses, a un ritmo de un 1 mensual. De este modo acumulan casi un 15 por ciento en 2015.
La medida, si bien es una mala noticia para los automovilistas, es una buena señal para las compañías petroleras que engordan sus utilidades, tal como lo describen en sus balances. En especial para YPF, que utiliza el aporte de los consumidores para reforzar la exploración de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta.