Trelew: cayó un policía con LSD, marihuana, cocaína y revólver robado
Un policía pretendía salir de Trelew en un auto sin papeles y con una patente menos, fue demorado por Gendarmería y cuando le revisaron el vehículo encontraron LSD, marihuana, cocaína, pastillas psicofármacos, vino y hasta un revólver con la numeración limada, del que se presume que es robado.
En el coche viajaban además otras cuatro personas, entre ellas una jovencita que sería sobrina de un comisario. Todos estuvieron demorados por unas cuantas horas en el parador del acceso norte de la ciudad, hasta que llegó la orden de la Justicia Federal de Rawson de que recuperaran la libertad.
El sábado pasado en ese mismo lugar habían demorado con marihuana a dos cadetes que están en el primer año de la Escuela de Oficiales de la Policía del Chubut y, según trascendió, no quedó archivo de ese procedimiento porque no se habrían realizado actuaciones al haber sido -muy poca- la droga encontrada. 
La diligencia de las últimas horas, involucró a un cabo de policía, de apellido Bustos , que presta servicio en la Comisaría Cuarta de Trelew y que actualmente está de vacaciones. Al empleado le incautaron preventivamente el Fiat Palio negro, con vidrios polarizados en el que él y sus amigos -anteanoche- pensaban abandonar la ciudad en dirección a Puerto Madryn.
Fue en esas circunstancias que terminó en medio de un operativo rutero, que habitualmente hacen en el parador del acceso norte de Trelew personal de Gendarmería Nacional y efectivos de la Policía chubutense que dependen de la Unidad Regional local.  
Después de demorarlo porque -según se dijo- no tenía ninguna documentación del vehículo, al que encima le faltaba la patente delantera, las autoridades terminaron sorprendiéndose con el hallazgo entre las pertenencias del policía de “LSD” (Ácido Lisérgico), una tiza de cocaína y una pequeña cantidad de marihuana, en medio de una diligencia que se extendió desde cerca de la medianoche del martes hasta bien entrada la madrugada de ayer. 
Lo que complicaría la situación del cabo de policía sería el arma ilegal que le hallaron, un revólver calibre 38 del que se presume robado, aunque así y todo él como sus acompañantes no quedaron presos. 
Tras la enorme trascendencia que tuvo la noticia, el jefe de la Regional de Policía de Trelew salió a decir públicamente que se iban a labrar las actuaciones del caso. “Policía en ningún momento va a tratar de ocultar si hay alguna responsabilidad. Asuntos Internos ya está tomando cartas en el asunto, ellos tienen las actas respectivas y si hay responsabilidad administrativa se tomará enseguida una determinación”, aseguró el comisario Elvio González . “Y en la Justicia Federal tendrán también su resolución en su momento, pero Policía no va a tapar para nada este hecho” insistió y coincidió en que se trataba de -un hecho grave-.