Un invierno junto a la cordillera
Tiene el centro de esquí más accesible del país, los imponentes paisajes del Parque Nacional Los Alerces y el mítico encanto del tren La Trochita.
Un centro de esquí seguro, con pistas para todos los niveles y de fácil acceso? Esquel lo tiene; es La Hoya, el complejo más amigable con el bolsillo en todo el país. ¿Paisajes increíbles, con un Parque Nacional a pocos kilómetros? Esquel los tiene, con el Alerzal Milenario, un patrimonio natural único en el mundo. ¿Un mito de los ferrocarriles del planeta, con su penacho de humo y su fama literaria? Esquel lo tiene, con la famosa Trochita y su antigua locomotora a vapor. La Hoya La temporada del Centro de Actividades de Montaña (CAM) La Hoya va de julio a octubre. A sólo 12 kilómetros del centro de Esquel, es de acceso fácil por la ruta y tiene la ventaja de conservar excelente nieve gracias a la ubicación natural de las pistas con respecto al sol. Reúne 29 pistas multinivel y 10 medios de elevación. Tiene todo lo que uno espera de un Centro de Esquí, preparado para recibir desde principiantes hasta al más experto. Temporada Alta del 8 al 31 de julio y del 13 al 15 de agosto. Pases diario adulto: $500 pesos Pase semanal: $2.300 Clases de esquí Desde $990 la hora por persona. Caminatas con raquetas Desde $480 pesos por persona o $1.600 pesos pack familiar. La Trochita Su característico traqueteo y el penacho de humo que la acompaña ya son un clásico del paisaje de Esquel: la excursión, imperdible, realiza ahora un trayecto más corto que en el pasado, hasta la estación Nahuel Pan, donde una comunidad mapuche muestras sus productos y un museo sobre su cultura. Para los amantes de la fotografía, la novedad de esta temporada es el vagón fotográfico abierto, que permite tomar imágenes de las famosas curvas del trayecto con toda comodidad. Parque Nacional Los Alerces En invierno, los árboles y las montañas se ven cubiertos de blanco, hay senderos abiertos e imperdibles por la vista panorámica, como el que accede hasta el mirador Lago Verde. Sin embargo, el plato fuerte es el Alerzal Milenario, al que se llega mediante una excursión lacustre que parte de Puerto Chucao. Allí se realizan dos caminatas entre alerces milenarios, árboles gigantes que alcanzan hasta 70 metros de altura y cientos de años: es un patrimonio único en el mundo, donde sobresale el Lahuán (o alerce) Abuelo, con una edad estimada en 2.620 años. Otra gran atracción de este parque es el glaciar Torrecillas, al que puede llegar tras una excursión de 45 minutos de navegación y una caminata en ascenso de nivel medio, de unos 300 metros.