Una funcionaria acusó por violencia de género a los veteranos y un edil pidió disculpas
El desencuentro del municipio con el Centro de Ex-Combatientes de Esquel por la organización del acto del 2 de abril ya es un escándalo.
Victimizándose y sin asumir responsabilidad ante las críticas, la subsecretaria de Modernización del municipio de Esquel, Karina Choi, acusó a los veteranos de “violencia de género” y le echó más leña al fuego a la polémica por el recuerdo de la Guerra de las Malvinas. Los veteranos la acusan de no ayudar en la coordinación del evento. “Le pedí al intendente que maneje él la cuestión porque los excombatientes son prepotentes y me dieron miedo”, manifestó y agregó que sufrió “violencia de género” y que por este motivo le solicitó al jefe comunal que intervenga el secretario de Ongarato, Daniel Martínez. Desmintió Choi a los excombatientes diciendo que no fueron a buscarla siete veces a su oficina. “Los atendí lo mejor que pude pero lo que no puedo hacer es saltar la burocracia”, dijo excusándose de que todos los pedidos deben ser a través de notas. “La verdad es que fueron bastante prepotentes y la verdad que yo siempre estoy en el municipio, sobre todo en el área de Gobierno operando porque tengo otras tareas también”, explicó. “La persona que me asesora nunca me dijo que vinieron a verme a mí”, manifestó. “Tenemos toda la predisposición de ayudarlos pero lo que no puedo hacer saltar los pasos burocráticos. Lo único que pido es que se me trate con respeto como a todos los funcionarios porque yo los traté con mucho respeto”. “Ellos -por los excombatientes- como institución deben poner voluntad para hacer las cosas”, explicó. “Las acusaciones que hicieron en mi contra se fueron de tono porque exigen respeto pero me faltan el respeto”. “Me solidarizo totalmente con la causa pero tienen mucha prepotencia; de todas maneras quise ayudarlos. Yo hago lo que el intendente me avala hacer desde el lugar donde estoy. Yo tengo un líder al que sigo y el que me da las órdenes. No voy a exponerme a esta falta de respeto”. Réplica de un edil Sorpresivamente el concejal Diego Austin, de Cambiemos, sostuvo: “Quiero pedir disculpas públicas y a los excombatientes a quienes considero héroes, porque fueron a la guerra de Malvinas a exponer lo más preciado que tiene el ser humano que es la vida”. Así cruzó a funcionarios del municipio. “El trato que recibieron los excombatientes es deplorable, por eso quiero expresar disculpas en nombre del bloque de concejales de Cambiemos y del intendente Sergio Ongarato a ellos y a los ciudadanos de Esquel. Si se los ofendió les pido disculpas, aunque no fui yo quien lo hizo, y todo lo que esté a nuestro alcance para subsanar el error, lo vamos a hacer”. Cuando en las próximas horas regrese el jefe comunal a la ciudad, pedirán una reunión desde la bancada de Cambiemos para analizar posibles medidas. “Son cosas que no pueden pasar. Como concejal siento vergüenza, y como ciudadano repudio los dichos”. La alusión era claramente a la actitud de la directora de Modernización del Estado Municipal, Karina Choi, que obstaculizó la colaboración del municipio para concretar el acto del 2 de abril que están organizando los veteranos de Malvinas; y al secretario de Gobierno, Omar Mohuanna, quien el miércoles por el canal local tuvo términos agraviantes hacia los excombatientes. Enfatizó el edil que “el funcionario (por Mohuanna) por el canal tuvo la oportunidad de pedir disculpas y no lo hizo, que es lo mínimo que se debe hacer cuando uno comete un error”. Austin admitió que prácticamente no tiene relación con el secretario, más cuando están en poderes distintos. “Fue lamentable” Para el concejal se debió comprender lo que realmente pide el Centro. “No se los escuchó y se incurrió hasta en falacias. Es lamentable, vi el video de las declaraciones de Mohuanna en Canal 4 y no puedo entender cómo se puede caer en ese punto”. Insistió que como funcionario de la gestión de Ongarato siente vergüenza por lo que ocurrió. Sugirió el concejal que es el propio intendente el que deberá considerar si son necesarios cambios en el Gabinete, y volvió a lamentar los dichos de Mohuanna, porque “la contestación a los excombatientes no tiene ni pies ni cabeza”. Austin recordó la situación de malos tratos a empleados por parte de funcionarios municipales, y aseveró que no pudo pedir disculpas públicas como en este caso. “Se puede perdonar un error por desconocimiento, pero no por soberbia”, expresó y recalcó que de haber protagonizado un episodio así, hubiera dado un paso al costado, por respeto a la gestión.