Muy cerca de la Comarca Andina, el oeste chubutense ofrece esquí de travesía en el cerro La Hoya, un paseo en un tren de trocha angosta único en el mundo, cabalgatas en la nieve y mucho más.

“Es un lugar ideal para esquiar en familia por la seguridad, la calidad de la nieve y un precio inigualable para el hemisferio sur. Además, posee muy buenas escuelas de esquí y snowboard, la espera en los medios no existe y consumir en sus confiterías es muy accesible. Volveremos en familia y con amigos”, resaltó Juan Manuel Silva, un turista porteño llegado a disfrutar sus vacaciones de invierno al centro de actividades de montaña La Hoya, en el oeste chubutense.

El complejo, ubicado a 13 km de Esquel, ofrece un total de 26 pistas para todos los niveles, once medios de elevación y el snowpark “más completo de Sudamérica”, destacan. También una oferta amplia para toda clase de esquiadores, desde los avanzados hasta los que recién se inician, con nieve en polvo de primera calidad que se mantiene intacta hasta la mitad de octubre.

Una alternativa es hacer esquí de travesía: una excursión acompañada con guías especializados y con todo el equipamiento necesario, para realizar ascensos y descensos a los cerros, por fuera de las pistas, con el objetivo de “concretar un paseo diferente y descubrir nuevos lugares” y donde se combina el esquí y el andinismo.

Las caminatas con raquetas

–primer medio utilizado por el hombre para caminar sobre la nieve– resultan una actividad muy divertida para todo el grupo familiar, que no requiere de experiencia previa y permite un contacto inolvidable con el entorno natural, especialmente en el Bosque de Celso, cubierto de lengas.

En temporada alta, el pase diario cuesta $1.150 (menor/senior $950). “Es ideal para aprender a esquiar porque su pista de principiantes es amplia, segura y está rodeada de servicios”, aseguran desde el cerro.

La confitería La Piedra, en la cota 1.650 msnm, es “el corazón de la montaña” y el lugar más concurrido, capaz de atender hasta 400 personas al mismo tiempo. Dispone de una cafetería, comidas rápidas y platos gourmet.

Tanto en Esquel como en Trevelin existe una amplia oferta en alojamiento y gastronomía, además de la posibilidad de excursiones alternativas en La Trochita, al Parque Nacional Los Alerces o el famoso té galés.

Viaje como hace 70 años

La Trochita ofrece la oportunidad de conocer “un bellísimo e imponente paisaje, viajando de la misma forma que hace 70 años. Sus pequeños vagones y su particular trocha angosta lo hacen único en el mundo y convierten el trayecto en una verdadera aventura”.

Recorre 18 km hasta la estación Nahuel Pan, lugar de residencia de una comunidad mapuche/tehuelche. Allí, mientras el tren realiza las maniobras para el regreso, se puede visitar un museo que preserva el patrimonio de los pueblos originarios y la Casa de las Artesanas, con exposición de piezas de plata, madera y textiles (duración 3 horas. Mayores $540; jubilados y universitarios $380 y menores de 6 a 12 años $320). Sale los martes, jueves y sábados a las 10 (viajes adicionales a las 14, según demanda).

Cabalgatas memorables

La geografía en la que se asienta Esquel ofrece diversas alternativas para disfrutar de cabalgatas memorables. En la entrada de la ciudad, en un ambiente predominantemente rural, se ubica la chacra Los Álamos, tradicional organizador de las excursiones a caballo que recorren la zona del Valle Chico y las estribaciones del cerro Nahuel Pan.

La tropilla está conformada por caballos que se caracterizan por su mansedumbre y que están habituados a recorrer este tipo de geografía, así que no es necesario tener experiencia previa, sólo hace falta llevar un calzado cómodo y un buen abrigo.

Pensadas para toda la familia, varían en su duración: desde paseos sencillos y de baja exigencia de alrededor de una hora hasta jornadas completas que exigen a los jinetes. En ocasiones especiales se realizan también excursiones nocturnas bajo la luz de la luna llena.

Los precios
$ 1.150
cuesta el pase diario en La Hoya hasta el 29 de julio.
$ 540
sale el paseo en La Trochita hasta la estación Nahuel Pan.

Un parque de nieve en Trevelin
Hay un nuevo parque de nieve en Sierra Colorada, Trevelin. Allí una comunidad mapuche ofrece juegos, cabalgatas, trineos y caminatas hacia la zona más alta del paraje. La entrada sale $ 80. También se puede comer locro, charque, ñaco y escabeche de liebre.