Vecinos juntaron firmas para que los Salesianos no se vayan de Esquel
Conocida la noticia de que la Congregación Salesiana retirará el año que viene a los sacerdotes que se desempeñan en nuestra ciudad, un grupo de vecinos decidió hacer una nota y una colecta de firmas para solicitar a las autoridades religiosas competentes que den marcha atrás con dicha determinación.
Cabe recordar que los Salesianos llegaron a Esquel en el año 1945, y siempre hubo presencia de religiosos de esa congregación. A partir de la determinación de los Salesianos de retirarse de Esquel desde el próximo año, la Diócesis deberá hacerse cargo de la Pastoral Parroquial y de la Catedral.
Esta noticia se dio a conocer hace dos fines de semanas, cuando visitó nuestra ciudad el Padre Honorio Caucaman, superior regional Salesiano quien, al finalizar la misa, comunicó que los Sacerdotes de dicha congregación religiosa dejarán Esquel a partir del año que viene.
Ante esta determinación, varias personas expresaron su desacuerdo en una nota pidiendo que la misma no se concrete. Juntaron firmas y la enviaron por correo electrónico al superior Salesiano en Buenos Aires y al Rector Mayor, que es la autoridad de dicha congregación en el mundo. También habrían enviado la nota acompañada por muchas hojas con firmas de vecinos al Papa Francisco.
En diálogo con El Oeste, el Padre Enrique Romani, Sacerdote Salesiano Párroco de la Catedral “Sagrado Corazón de Jesús”, explicó que la decisión de retirarse de Esquel forma parte de un proceso que comenzó hace muchos años en todo el país, con la entrega de parroquias Salesianas a obispados y colegios de gestión laical.
Entre los principales motivos por lo que la Congregación tomó esta determinación, el Padre “Quique” señaló que “hay un dato de realidad que es irrefutable y es que cada vez somos menos para atender la misma cantidad de obras que, si bien no se multiplican, tampoco se cierran”.
“Nosotros somos, en lo que llamamos Argentina Sur (que abarca las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Neuquén y toda la Patagonia), alrededor de 200 sacerdotes de los cuales aproximadamente 80 tienen más de 75 años”, detalló el sacerdote remarcando que no hay otro motivo interno para la retirada de los Salesianos de Esquel.
El obispo no está de acuerdo
Por otra parte, y ante algunos rumores que corrieron por estos días, el Padre “Quique” aclaró que el Obispo de la Prelatura Esquel, Monseñor José Slaby, “no tiene nada que ver” con la determinación de los Salesianos y remarcó que tampoco está de acuerdo con que se vayan de la ciudad.
“Monseñor Slaby mantuvo hace unos meses una reunión con el Nuncio Apostólico (embajador del Vaticano en Argentina) y el superior de los Salesianos en Argentina Sur, el Padre Honorio Caucaman, para solicitarles que los Salesianos continúen en Esquel”, comentó el sacerdote.
“Hay quienes dicen que los Redentoristas quieren que nos vayamos, pero no es así”, aseguró el Salesiano y al respecto manifestó que, en los cuatro años que lleva en nuestra ciudad nunca tuvo ninguna dificultad con el Obispo para desempeñar su tarea como párroco de la Catedral.
La obra continúa
E otro aspecto, Romani enfatizó que, aunque los sacerdotes salesianos se retiren de la ciudad, las obras de la Congregación tendrán continuidad. “El Obispo ahora tiene que buscar un sacerdote para que sea párroco de la Catedral, pero todo lo que existe continúa”, señaló.
“Cuando nosotros decimos que los Salesianos se van, queremos decir que nos vamos los curas salesianos, pero hay un grupo de gente que se considera salesiana por la espiritualidad y por su formación que va a seguir gestionando la obra escolar como hasta ahora”, aclaró el Padre “Quique”.