Vecinos se quejan por complicaciones que genera la medida de fuerza de los municipales
En lo que fue ayer la tercera jornada de retención de servicios de los trabajadores municipales, en reclamo de un aumento salarial, surgieron planteos y quejas por parte de vecinos afectados por la paralización de la actividad en el Municipio.

Más allá de las complicaciones por la recolección de residuos se escucharon reclamos por la imposibilidad de realizar trámites habituales.
Vine a la Municipalidad porque necesito la luz para cargar el celular para trabajar con los turnos, porque soy terapeuta holística. Pero cuando llego me entero de que están de paro y no me van a atender», dijo Susana Austin.
Vengo de la zona rural de Valle Chico, a unos 4 kilómetros subiendo la montaña. Ahí me tocó una parte y como no puedo alquilar me fui a vivir a ese lugar. Pago los impuestos y el Estado se alimenta con las riquezas de todos los argentinos, los empleados municipales son empleados de todos y a mí no me atienden. Dicen que están adheridos al paro.
POR QUE NO LO HICIERON ANTES
Visiblemente indignada, Austin reconoció que la protesta puede estar originada en un reclamo justo de mejora salarial, pero me llama la atención que en 16 años de gobierno kirchnerista no lo hayan hecho, me pregunto por qué no lo hicieron antes. En una democracia el pueblo es el soberano y yo estoy pagando los impuestos y los empleados municipales son nuestros empleados y nos tienen que atender.
No soy el pueblo oligarca de lo que han hablado todos estos años los kirchneristas. Soy el pueblo al que tendrían que haber asistidos pero a mí nunca me dieron trabajo y siempre alquilé. Ahora cambia el gobierno y los sindicatos hacen paro, y el que se perjudica es el pueblo, el pobre. Yo no tengo una camioneta 4×4 para subir la montaña y volverla a bajar. Este paro me complica porque yo tengo que trabajar y la gente me llama por turnos. Entonces son 16 kilómetros que voy a tener que hacer para venir porque aparentemente es un paro indefinido, así que con este paro se perjudica el pueblo.