Yasky convocó a una marcha federal de tres días
El secretario general de la CTA, contra los tarifazos, el ajuste y los despidos.
El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky, en Esquel y ante la presencia de representantes de muchos gremios de la región, anunció que el próximo 31 de agosto, 1º y 2 de septiembre se realizará una gran marcha federal en contra de los tarifazos, ajuste y despidos en todo el país. Serán tres días de actos culminando en la Plaza de Mayo. El sindicalista explicó en la sede de ATECH que Esquel fue la primera ciudad que se levantó en contra de los tarifazos y que luego se replicó en todo el territorio argentino. Aseveró además que es necesario un paro nacional del que participen todas las centrales sindicales para demostrarle al gobierno de Mauricio Macri que debe enderezar el rumbo. Dijo Yasky que la CTA de los Trabajadores está debatiendo la situación de la clases populares ante la situación el contexto nacional y expresó que fue Esquel una de las primeras ciudades del país que se alzó ante los tarifazos. “Fue algo lógico porque la energía es vital para la vida cotidiana y después se ha extendido en todo el país”. Y agregó que el gobierno nacional aplica un ajuste brutal que perjudica a los sectores con ingresos fijos y pequeños productores. Marcha Federal “Estamos convocando a todos en una acción nacional denominada la marcha federal para el próximo 31 de agosto, 1º y 2 de septiembre”, expresó comentando de la misma manera que esta movilización arrancará en Esquel, también en el NOA y en el norte. “Serán tres días de actos en todo el país y la consigna es oponernos a los tarifazos, ajustes y despidos para que el gobierno tenga la posibilidad de discutir con los sectores populares una agenda social”, dijo el sindicalista comentando que la marcha culminará en la Plaza de Mayo. Criticó la caída de la industria, rozando los 9% y 20% de caída en la construcción. “Se dijo que el segundo semestre sería el de la reactivación, y el segundo semestre es aún más negro que el primero”, explicó. “El movimiento obrero tiene que convocar al paro nacional, creemos en que las centrales sindicales del país porque es el momento del cambio de rumbo”, sostuvo. Aseveró que el gobierno nacional de Mauricio Macri no tiene respuesta ante la inflación. “El gobierno tomó una serie de medidas que dispararon los precios y beneficio a los sectores de riqueza concentrada”, manifestó. Señaló que mientras le quitó a las mineras las retenciones, paralelamente retrasó el anuncio del impuestos a las ganancias, compromiso asumido durante la campaña electoral. “Uno sabe porque es de manual que si se liberan las retenciones levanta el valor de los alimentos”, dijo Yasky. “La argentina hoy, lo único que produce es bicicleta financiera y penuria para los trabajadores y en el medio no hay nada”, explicó señalando que no existe la actividad industrial, no hay trabajo y se continúa despidiendo gente. “El gobierno no tiene plan b, y el que tiene guardado en carpeta es peor de lo que estamos”, señaló y explicó que el Diario La Nación en su administradorial del domingo último fue muy claro al detallar los pasos a seguir y en el medio están los trabajadores. “Los que tiene el poder económico estiman que la Argentina para poder competir en términos económicos tendría que tener salarios más parecidos al sudeste asiático y un movimiento sindical que no tenga las características como el nuestro, fuerte y que pelea por sus derechos”, afirmó Yasky y remató: “estamos en el medio de esa pulseada”.