El incremento se debe a la suba del precio internacional del petróleo, a la actualización del impuesto a los combustibles y a la variación del tipo de cambio.

Las estaciones de servicio de YPF , que tiene más del 50% de participación del mercado, y de Shell -que están bajo licencia de la petrolera Raízen- anunciaron un aumento del 2,8% en el precio de la nafta y del gasoil a partir de hoy a la medianoche. En las próximos días se espera que el resto de las estaciones de servicio se sumen al alza de precios.

Según indicaron las empresas, el incremento se debe por tres razones: la actualización por inflación del impuesto sobre los combustibles líquidos (ICL), el aumento del 7,3% en febrero del precio internacional del barril del petróleo y la variación del 2,7% del tipo de cambio. Como la industria tiene el 90% de sus costos en dólares, cuando se mueve la divisa, el precio de la nafta también varía.

Del aumento del ICL, el Gobierno decidió desdoblar el incremento que se actualiza por la inflación acumulada del último trimestre: un 50% está incluido en el la suba de marzo y la otra mitad se aplicará en abril.

Por lo tanto, el mes que viene habrá una nueva actualización, pero la variación dependerá de cómo se mueva el dólar y de la cotización del Brent, el precio internacional del barril de petróleo.